Por qué revisar los canalones pluviales en otoño

Canalones revisados en otoño

Con el otoño llega la caída de las hojas, se acortan los días y comienzan a bajar las temperaturas. Pero también es una de las épocas del año en que más llueve y debemos poner los sistemas de recogida de agua de lluvia de los tejados a punto para evitar problemas como atascos y prepararlos para la llegada de temperaturas bajo cero o incluso precipitaciones en forma de nieve y granizo. Te contamos todo sobre las revisiones de canalones en otoño.

Operario de canalones haciendo una revisión en otoño

La importancia de las revisiones periódicas para las canaletas pluviales

Desde Canalum recomendamos siempre hacer revisiones periódicas dos veces al año, en primavera y otoño, para garantizar un buen funcionamiento del sistema de evacuación pluvial de cara a los meses de más lluvias. Pero los beneficios de un buen mantenimiento van más allá, ya que permiten:

  • Evitar las obstrucciones de los conductos al limpiarlos de hojas, restos vegetales y cualquier otro material que haya podido caer de la cubierta.
  • Adelantarse a posibles fisuras y roturas al garantizar que todo está en buen estado.
  • Prevenir molestas filtraciones en los conductos pluviales y goteras que pueden suponer reparaciones costosas.
  • Garantizar que las uniones de los conductos y las fijaciones a la fachada o el tejado se encuentran en buen estado y que no hay riesgo de desprendimientos.
  • Identificar los puntos débiles de la instalación de cara al invierno para poder tomar las medidas necesarias que aseguren que funciona bien al menos hasta los meses de verano.
Primera nevada sobre las canaletas pluviales de una casa

Aspectos fundamentales del mantenimiento de los conductos

Para asegurarnos de que una revisión se lleva a cabo de manera correcta y que cumple con todos los puntos básicos de un buen mantenimiento debe incluir determinadas acciones. Aunque es cierto que no todas deben hacerse en todas las ocasiones y basta con incluirlas una vez al año, como norma general debemos pedir al profesional que acuda a nuestra vivienda que realice las siguientes operaciones:

  • Limpieza. Es fundamental hacer una limpieza de canalones ya que no solo nos permite eliminar la suciedad y evitar futuros atascos, sino que es la única manera de poder comprobar el estado real de los conductos.
  • Detección de grietas. Se debe comprobar exhaustivamente la superficie de los tubos al completo para identificar zonas débiles en las que pudieran aparecer grietas o fisuras que puedan derivar en una filtración de agua.
  • Comprobación de la estanqueidad de las uniones. Aunque en el caso de los canalones de aluminio se suelen usar piezas continuas sin juntas, siempre hay zonas como la  unión de los canalones con las bajantes que pueden comprometer las capacidades estancas de los canales.
  • Reparaciones. En caso de que se detecte cualquier tipo de anomalía en el sistema de recogida de agua de lluvia se deben hacer siempre las reparaciones pertinentes en el menor tiempo posible. Además, es una gran oportunidad de adelantarse a los fallos cambiando aquellas piezas que, aunque aún están en buen estado, se han deteriorado por el paso del tiempo y pueden comprometer los canalones a medio plazo.
  • Instalación de complementos. Del mismo modo, las reparaciones de canaletas son el momento perfecto para ver los problemas a los que se enfrenta la instalación y hacer las mejoras pertinentes con la colocación de accesorios que aumenten su funcionalidad. Algunos de ellos pueden ser los pinchos anti aves o las rejillas protectoras.
Abrir Whatsapp
1
💬 ¿Necesita ayuda?
Gracias por contactar con Canalum, ¿en qué podemos ayudarle?